Horóscopo Egipcio – OSIRIS

TU ERES HIJO DE OSIRIS
Elemento: Agua
Planeta: Plutón
Tendencia: Positiva
Colores: Negro y verde
Número: 8
Día: Martes
Símbolo: Pilar Djed
Gema: Topacio Amarillo
Flor: Crisantemo
Piedra: Obsidiana
Palabra de Poder: Yo Deseo

Los nacidos en Osiris: Son sinceros, inteligentes y directos. Poseen un gran sentimiento de lealtad y son de jugar limpio y con justicia. Estos nativos suelen ser animosos y atractivos, además de sexuales. Generalmente, el Osiris se lleva bien con los demás, porque no es demasiado exigente. No esperan a que se les acerquen, más bien ellos gustan de ir al encuentro de los demás y siempre están dispuestos a atender razones externas. Son muy protectores y jamás ignorarán un pedido de auxilio. Son muy apegados, por lo que aún estando al lado de una pareja que no sea la ideal para ellos, ahí estarán, como fieles acompañantes. Un hijo de Osiris no abandona su casa fácilmente, a no ser por algo grande, y es difícil que se encolerice personalmente contra alguien; puede que llame la atención, pero con cautela y sin odio. Ellos pueden ser algo explosivos pero con la misma rapidez se tranquilizan. A los nacidos bajo este signo, los amarán por su carisma y su aguda penetración de la naturaleza humana. Ellos son fuertes, pueden aguantar mucha tensión sin desmayar. Su mentalidad hace de ellos buenos consejeros, sacerdotes o psicólogos, siendo capaces de sufrir grandes dificultades y privaciones sin quejarse. Son grandes luchadores por un mundo mejor donde vivir y no descansarán por hacer algo para conseguirlo. En el amor atraerán a sus parejas como presas, las cuales después de conocerlo no se querrán alejar jamás. Son muy atractivos y sensuales, amistosos y sin pretensiones. No son muy exigentes y sí muy fieles. Son personas intensas, fogosas, pasionales y extremistas. No les gustan las situaciones a medias e indefinidas: viven cada momento con mucha intensidad y sus emociones son profundas y duraderas. Cuentan con una fuerte intuición, lo que les permitirá percibir los resultados antes de que ocurran; también podrán descubrir mentiras y situaciones ocultas a su alrededor. Son muy directos con sus opiniones, no temen decir la verdad en el momento adecuado. Se brindan por completo a la persona que aman y esperan la misma respuesta. Cuando sufren alguna decepción, cortan por completo con la persona. Cuentan con un caudal de energía que los lleva a estar en acción constante, pueden perder la paciencia con facilidad y sus enojos son temibles. A lo largo de su vida, vivirán crisis profundas que le harán cambiar su rumbo por completo, pero renacerán con más fuerzas y tenacidad. En el amor son pasionales y posesivos. Buscan un compañero fuerte, decidido, con iniciativa propia y, a la vez, muy sensuales. Necesitarán que su relación sea continua, a toda hora, no soportan las esperas, la indiferencia o la indecisión. Sus celos pueden llegar a ser desmedidos, perdiendo a veces el control y llevándolos a vivir situaciones tensas. Cuando aman, lo hace sin límites y necesitan la misma repuesta.

Su misión: Nacieron para dirigir, crear, investigar y curar. Sus ideas fijas y su perseverancia los vuelven líderes en cualquier lugar donde se desenvuelvan. Una de sus misiones es proteger a otros, enseñar con valentía y coraje a vivir el amor con toda intensidad. Para evolucionar, su espíritu necesita aprender a controlar la agresividad, la ansiedad, intolerancia y la tendencia a ser vengativos. Deben evitar las actitudes extremistas e inflexibles, el querer manipular a otros y la tendencia al egoísmo y la destrucción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *