Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater. artículo: la mente es maravillosa

Puede que entre tu círculo de amistades haya alguna figura que está a tu lado por mero interés; reconocerlo servirá de ayuda. En el siguiente artículo, te damos las claves para identificarla.

Los falsos amigos existen, todos hemos tenido alguno y sabemos el coste emocional que dejan a su paso. Por ello, diferenciar entre la amistad verdadera y la de conveniencia nos ahorra decepciones. Fue Aristóteles quien nos explicó en Ética a Nicómaco que hay tres tipos de amistades: las de placer, las de virtud y las de «utilidad o conveniencia».

Por lo general, estas últimas son aquellas que siempre nos piden favores. Sin embargo, rara vez están disponibles cuando pasamos un mal momento.

El amigo auténtico, en cambio, es una figura que practica la reciprocidad y que sabe ser luz en instantes difíciles. Durante esta lectura, te damos claves para que identifiques a quien más merece estar en tu vida.

«Comprender y ser comprendido son las cosas más hermosas de la amistad».

~ Séneca ~

Claves para diferenciar entre la amistad verdadera y la de conveniencia

No importa la edad que tengamos. Las falsas amistades siempre hacen daño y suponen un serio atentado a nuestra confianza. Un estudio publicado en Nature Communications señala que construimos lazos amistosos con personas similares a nosotros. No obstante, descubrir que dichas semejanzas están falseadas por intereses ocultos genera un gran dolor.

Ahora bien, son situaciones que no siempre vemos venir. Tal y como nos señalan en otro trabajo muy interesante de la revista PloS One, a veces, solemos errar en la percepción sobre quién es un buen amigo. Podemos, incluso, atribuir virtudes a alguien que, en realidad, solo está con nosotros por mero egoísmo.

Saber diferenciar entre la amistad verdadera y la de conveniencia permitirá navegar mejor entre estos universos relacionales. A continuación, te definimos la anatomía de cada uno.

¿Te escuchan o se interesan por tus problemas?

Los amigos de conveniencia rara vez te preguntan cómo te encuentras o qué piensas. Por lo general, son esas figuras que hablan de manera constante de sus propias vidas y te necesitan solo como oyente y validador emocional. Además, no dudan en detallarte todo lo que les sucede, dejándote siempre en esa posición pasiva que rara vez interviene.

Por su parte, el Journal of Personality and Social Psychology destaca en un artículo lo importante que suelen ser en el día a día estos mensajes de contacto y cercanía. Esos refuerzos cargados de interés son nutrientes extraordinarios que fortalecen las amistades. Pero tales dinámicas no las encontrarás en los amigos falsos o interesados.

¿Qué hacen los amigos verdaderos?

  • Mostrar interés por tu día a día.
  • Preguntar de forma regular cómo estás.
  • Percibir cuando tienes un mal día y proponen quedar contigo.
  • Conversar en lugar de tener un monólogo. Intercambian ideas, experiencias y sentimientos.

¿Se alegran de tus éxitos?

Para diferenciar entre la amistad de conveniencia y la verdadera basta fijarse en cómo responden a tus logros. Así, las primeras demostrarán unas emociones falsas o impostadas cuando las cosas te vayan bien. Por lo general, esos triunfos les incomodan porque les dejan en desventaja.

¿Qué hacen los amigos verdaderos?

  • Alegrarse de tus éxitos, sufrir con tus tristezas.
  • Disfrutar contigo cada emoción de forma auténtica.
  • Vivir tus logros como si fueran suyos y sentir ilusión por verte progresar.

¿Qué tipo de empatía aplican?

Los amigos por conveniencia suelen demostrar una empatía instrumental. Es decir, sí reconocen y toman conciencia de tus emociones, pero lo hacen para manipularte. Saben cuándo sufres o cuándo estás preocupado, pero no hay una preocupación o sintonía auténtica por tus estados emocionales.

¿Qué hacen los amigos verdaderos?

Los amigos verdaderos aplican tres tipos de empatía contigo: la emocional (conectan con tus emociones), la cognitiva (comprenden lo que piensas) y compasiva (actúan para ayudarte).

Las amistades de conveniencia evidencian a menudo conductas maquiavélicas. Ejercen la manipulación emocional para tener poder sobre nosotros.

¿Hay una reciprocidad auténtica?

La Universidad Gadjah Mada, en Indonesia, realizó una indagación con la que evidenció una relación directa entre la amistad auténtica y la reciprocidad. Factores como el apoyo, la cercanía y la conducta recíproca construyen esos vínculos definidos por la confianza que tanto nos enriquecen. En el caso de las amistades de conveniencia, lo que observarás es lo siguiente:

  • Necesitan de tu validación emocional.
  • Se definen por pedir favores de manera constante.
  • No aprecian tus esfuerzos y deferencias hacia ellos/as.
  • Cuando necesitas algo de estas amistades, no siempre responden. Si lo hacen, su actuación es poco eficiente y forzada.

¿Qué hacen los amigos verdaderos?

Los amigos verdaderos ejercen en todo momento el principio de la reciprocidad. Además, agradecen lo que haces por ellos, son proactivos a la hora de ayudarte, responden cuando lo requieres y son ese apoyo cotidiano hasta desde la distancia.

¿Eres siempre su «segunda opción»?

«¿Tienes algo que hacer este fin de semana? Es que X me plantó». Para comprender las diferencias entre la amistad verdadera y la de conveniencia, es adecuado que observes la relevancia que te otorgan. En estos casos, para el amigo interesado serás siempre ese «plan B» cuando alguien les falla. 

¿Qué hacen los amigos verdaderos?

Para el amigo auténtico eres alguien significativo e importante, no te relega ni te instrumentaliza, tampoco hay egoísmos. Ello no significa que siempre deseen compartir tiempo contigo, ni que tengas una exclusividad perpetua. También quedan con otras personas, pero son sinceros y te lo comunican con normalidad.

Los buenos amigos te conocen (a veces más que tú)

Las amistades falsas o de conveniencia no tienen un interés real por conocerte, pero te hacen creer lo contrario. Apenas saben nada de tu vida, de tus problemas, sueños o necesidades. Es más, puede que en alguna ocasión te hagan alguna pregunta en esta materia, pero en realidad no escuchan.

Se limitan a mantener las apariencias y a hacerte creer que tienen una conexión emocional excelente, cuando lo cierto es que ese vínculo es tan frágil como falso.

¿Qué hacen los amigos verdaderos?

Esos amigos y amigas que se alzan como figuras de afecto legítimo, conocen tus esencias, inquietudes, sueños y deseos. Hay un interés real y constante por saber de ti. Es más, en ocasiones, hasta saben cómo reaccionarás en ciertas situaciones porque te leen como un libro abierto.

Las estrategias de manipulación

En las relaciones de amistad suelen aparecer con frecuencia las conductas manipulativas. Un trabajo de Social and Behavioral Sciences afirma que, a mayor cercanía y confianza percibida, más frecuentes son estos actos.

Los falsos amigos suelen esforzarse en convencerte de que la complicidad y unión que tienen es significativa, para poder, así, iniciar estos comportamientos dañinos. Por lo general, estas son las manipulaciones que llevan a cabo:

  • Usar el victimismo para pedir favores.
  • Proyectar sus culpas para hacernos sentir mal.
  • Expresar frases como «yo lo haría por ti» si quieren pedirnos algo.
  • Decir que nos enfadamos por nada cuando nos ofenden o hacen daño.
  • Halagar nuestras cualidades en exceso para ganarse nuestra confianza.
  • Hacer que nos aislemos de otras amistades para tenernos bajo su control.
  • Echar por cara que los descuidamos o no tenemos en cuenta sus sentimientos.

¿Qué hacen los amigos verdaderos?

Los amigos auténticos no ejercen comportamientos manipulativos; son sinceros, no ejercen ningún control sobre ti y te hacen sentir seguros y cómodos en todo momento.

Las amistades falsas son figuras que te manipulan emocionalmente para reforzar su autoestima y para tenerte bajo su control. Convivir durante mucho tiempo con estas presencias puede condicionar muchos aspectos de tu vida.

Impacto de los falsos amigos y cómo actuar

Diferenciar entre la amistad verdadera y la de conveniencia te evitará sufrimientos y malestares psicológicos. Al fin y al cabo, detrás de quien está contigo por interés, se esconde una persona que no entiende de respeto y ni de afecto saludable. Una publicación de Personality and individual differences resaltan algo interesante.

La manipulación emocional y la personalidad maquiavélica guardan un vínculo común. Mantener una amistad con dichos perfiles es agotador y lesivo. Son hombres y mujeres que necesitan que valides su autoestima, que estés bajo su control y disponible para atender sus necesidades.

Por tanto, para salvaguardar tu bienestar es necesario actuar del mejor modo. Las siguientes son algunas recomendaciones:

  • Valora si la conducta mejora.
  • Establece límites a las conductas de manipulación.
  • Toma conciencia de cómo te sientes en esa amistad.
  • Inicia una conversación con ese amigo y demanda cambios.
  • Reflexiona sobre si te sentirías mejor prescindiendo del vínculo.
  • Clarifica las razones por las que deseas dejar la relación.
  • Evita romper el vínculo aplicando el ghosting (desaparecer sin decir nada).
  • Empieza un diálogo con ese amigo si lo único que recibes son decepciones y malestares.

Rodéate de amigos que te den luz

Para concluir, en el viaje de la vida nos encontraremos siempre con este tipo de presencias. El egoísmo y los intereses ocultos están en el sustrato de muchos vínculos, tanto de amistad, como familiares o de pareja.

Saber actuar a tiempo preservará nuestro bienestar y autoestima. Procuremos rodearnos siempre de figuras luminosas, de presencias que saben ser hogar y no alambrada.

Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *